Contact Us   |   Location   |   Español

Verdades sobre el Cerebro:
Hechos Importantes sobre el Desarrollo del Cerebro de tu Bebé.

Print
Desarrollo Esponja del Cerebro

Cuando se trata del aprendizaje infantil, probablemente hayas escuchado la expresión “los niños son como esponjas.” Es cierto y nuevas investigaciones científicas dejan claro que el cerebro de un niño se desarrolla de manera crítica durante los primeros 3 años de vida. El ejercicio del cerebro de tu bebé en estos primeros años es como un entrenamiento para fortalecer la mente. Cuando hablas, lees y cantas a tu niño, le ayudas a construir las conexiones en el cerebro que afectarán la vida de tu bebé para siempre. Lo que hagas hoy, puede ayudarle a tener un vocabulario más amplio, o a desenvolverse mejor socialmente e incluso a desarrollar aptitudes emocionales
y hasta tener un futuro financiero más exitoso.

Cuando tenga 5 años, el cerebro de tu bebé habrá crecido hasta un 90% del tamaño que tendrá
de adulto. Pero incluso antes de eso, a los 3 años, el cerebro ya habrá alcanzado el 82% de su tamaño adulto.

Esto demuestra que los primeros días, meses y años de la vida de tu bebá son muy importantes en
lo que se refiere a las primeras experiencias que moldean el crecimiento y desarrollo del cerebro.

Tu bebé nace con la capacidad de aprender y retener palabras más rápido de lo que imaginas.

A los 3 años, él o ella deberáa saber o reconocer unas 1.000 palabras. Este importante logro en el desarrollo no sucede por sí mismo y depende de tu ayuda. Tener muchas conversaciones con tu niño, compartir canciones y leerle con frecuencia, le pondrán en el camino del éxito. Los niños que aprenden menos palabras en sus primeros 3 años, tienen un vocabulario más pobre y pueden estar más retrasados cuando comienzan la escuela, y a menudo no podrán alcanzar a los demás.

El éxito escolar empieza en el momento en que nace tu bebé.

La educación más importante que tu niño recibirá tiene lugar en tu casa, contigo. Y para ello, no necesitas un plan de estudios o juguetes caros, tan sólo un montón de palabras, canciones y amor. Incluso si no lees muy bien, puedes inventarte historias basadas en las imágenes de un cuento o una revista. Tu niño se beneficiará de cualquier manera.

Leyendo a tu bebé

¿Crees que tu recién nacido es demasiado chiquito para&
que le leas? Piénsalo otra vez.

Los bebés a quienes se les lee y habla desde que nacen, a menudo desarrollan mejor vocabulario y terminan siendo mejores estudiantes. Quizás tu bebé no sepa lo que estás diciendo, pero su cerebro está creciendo físicamente con cada una de tus palabras. Ve a tu biblioteca local con frecuencia, elige libros con colores y crea la costumbre de leer juntos todos los días durante al menos 30 minutos. Y recuerda, no tiene que ser 30 minutos seguidos; repártelos durante el día según tu horario. Por ejemplo, 10 minutos en la mitad del día, 10 minutos antes de la hora de la siesta y 10 minutos antes de acostarse, suele funcionar muy bien.

“Úsalo o lo perderás”

Billones de conexiones de células cerebrales, llamadas sinapsis neuronales, se forman en el cerebro de tu bebé durante los primeros años de vida. Las sinapsis que no “conectan” en el cerebro de tu hijo a través de primeras experiencias, interacciones y estimulación, se pierden y desafortunadamente no se pueden recuperar.

Veinte preguntas al día.

Según los niños van creciendo, harán más y más de preguntas. Pero no esperes a que sean lo “suficientemente mayores” para empezar a jugar a hacer preguntas. Haz a tu pequeño todo tipo de preguntas durante todo el día, a partir de hoy mismo. “De qué color son los calcetines de papá%” “¿Ves el auto rojo al lado nuestro%” “¿Quí te gustaría cenar esta noche%” Comprométete a hacerle veinte preguntas al día para ayudar a mantener su mente entretenida y empezar a construir un buen vocabulario.

Veinte Preguntas al Día

Tus palabras valen $1 millón.

Hablarle, leerle y cantarle a tu niño le encamina hacia un futuro potencialmente más exitoso. Un vocabulario rico significa que él o ella será menos propenso a abandonar la escuela, y eso se equipara a que cuando sea mayor gane $1 millón de dólares más de ingresos a largo de su vida.